Mi madre tiene Alzheimer

De Mamá para Mamá 03 Oct 2017

Hola Mamás,

El Alzheimer es una enfermedad cerebral que causa problemas con la memoria, la forma de pensar y el carácter o la manera de comportarse de una persona. ¡No es una forma normal de envejecimiento!

Hace 10 años más o menos le diagnosticaron Alzheimer a mi madre, antes de su diagnóstico habíamos empezado a notar comportamientos extraños; cosas como guardar objetos y no recordar donde los puso, manías de que la gente le robaba o dejar la cocina prendida. Esto se fue haciendo cada vez más frecuente y cada vez más cosas pasaban que nos hicieron pensar que algo no andaba bien.

Éramos una familia de 5 integrantes; mamá, papá y tres hijos (dos mujeres y un varón), yo soy la menor de los tres. Cuando le diagnosticaron a mi mamá yo recién estaba casada, tenía 26 años. Mi mamá tenía alrededor de 65 años, le empezó la enfermedad de Alzheimer desde bastante temprano.

El Alzheimer es una enfermedad muy dura de asimilar tanto para el que la tiene como para los familiares. Al principio fue difícil para todos cuando nos enteramos de que la padecía; ya que poco a poco fuimos investigando en qué consistía y todo lo que se nos venía.

Enseguida del diagnóstico se empezó con tratamiento para Alzheimer, que consiste en medicamentos para la memoria, demencia, depresión, ansiedad, etc. para ver si en algo se retrasaba el avance de la enfermedad. Pero no fue así…

Los primeros dos años estuvimos consultando con varios médicos, cambiando de medicamentos pero nada parecía ayudarle o detener el avance de la enfermedad. Mi mamá asistía a terapia con una psicóloga que le ayude a aceptar lo que le estaba pasando.

Cada vez se presentaban más cambios en su conducta, mis hermanos vivían fuera del país. La primera medida que tuvimos que tomar fue que ya no maneje, así que salía en un taxi conocido a todos lados. Pero un día en que ella seguía tratando de mantener una vida normal se fue en su taxi conocido a su terapia, yo siempre le hacía que me llame cuando salía y llegaba a su casa y ese día no supo cómo regresar a la casa al salir de la terapia. 

Yo le llamaba a su celular varias veces y no contestaba. Cuando al fin contesto no supo decirme donde se encontraba, estaba desubicada y me colgó y no contesto más. Fui a la terapia y me dijeron que ya se había ido pero que salió caminando a coger un taxi en la calle, lo que significaba que no era  su taxi conocido. La busque largo desesperada alrededor de la terapia y nada, así que sin saber que más hacer, regrese a su casa a ver si llegaba, pasaron 3 horas y llego en un taxi… ¡no saben el alivio que sentí!

Así que esa fue la gota que derramo el vaso. Decidimos con mi papá ponerle una acompañante durante el día que sea su sombra. A ella no le gustó para nada eso y nos decía que le creemos una inútil pero al final se acostumbró. Pasó con su acompañante unos dos años y todo estaba más tranquilo para nosotros.

Claro para mi madre fue la etapa más difícil ya que no aceptaba y nunca acepto en realidad que estaba enferma y sufría mucho con lo que le estaba pasando. El saber que estaba perdiendo su memoria y que aparte ya no podía valerse por sí sola le atormentaba. Que nosotros nos tengamos que ocupar de ella le causaba mucha angustia. Sufría mucho…

Al poco tiempo de esto, mi papá tuvo que irse a trabajar fuera del país y mi mamá ya no estaba en condición de irse con él, la enfermedad ya había avanzado y no podía estar sola. Así que vino a vivir en mi casa con mi esposo y mis dos hijos. En ese momento ya tenía muchos cambios de humor y de comportamiento (ansiedad, depresión, etc.)  pero todavía reconocía a sus tres hijos y sus 5 nietos. Seguía siempre  tomando los medicamentos que le recetaban pero muchos y ya no hacían efecto.

Después de un año que la enfermedad avanzó bastante más, empezamos a preocuparnos todo el efecto que podría tener en nuestros hijos el verle a su abuela en los momentos de crisis que viviendo dentro de nuestro hogar era inevitable.

Vivió un poco más de un año con mi hermana y sucedió lo mismo con su vida familiar y decidió ponerle en un hogar para personas con este tipo de enfermedades. En este tiempo la memoria de mi madre ya estaba más afectada y ya se le empezó a dificultar el reconocernos y los lugares también. Sus estados de ánimos y crisis iban en aumento.

Fue horrible, muy doloroso todo ese proceso sobre todo para mi hermana y yo, mi madre ya no se daba cuenta de mucho, dejo de reconocernos por completo.

Estuvo ahí aproximadamente 4 meses, que para nosotras fueron muy tristes y angustiosos, no tuvimos paz ni un momento a pesar de que la visitábamos siempre,  sufrimos muchísimo. No sabíamos que hacer, si estábamos haciendo bien o mal o que otra cosa podíamos hacer…

Las cosas entre los miembros de la familia, es decir papá y hermanos, se deterioraron muchísimo, cada uno piensa y opina y vive su vida de distintas formas y con respecto a nuestra madre no nos poníamos de acuerdo, dejamos de comunicarnos entre nosotros y ya no hablábamos sobre el tema.

Cada uno maneja sus emociones de tener a nuestra madre en ese estado a su manera, cada uno ha aprendido a sobrellevarlo en su interior pero estoy segura que mi padre y hermanos sienten la misma pena en el alma que siempre está ahí y lo único que podemos hacer es vivir con eso en nuestro interior. ¡Nadie puede saber lo que sentimos si no lo ha vivido!

Continuando con la historia de mi madre, mi hermana se fue a vivir fuera del país otra vez hace 10 meses y mi mamá volvió a vivir conmigo. Recién me cambie a una casa más grande; que tiene una casita de huéspedes en el mismo terreno y ahí vive mi mamá con su enfermera 24 horas al día y yo me encargo de todo lo que necesita de medicinas, comida, doctores, etc. De todo lo que tiene que ver para su bienestar dentro de la medida de lo posible y puedo verle a diario.

Actualmente ya casi no habla, no reconoce a nadie, ni se ubica en el tiempo o lugar en el que está. Es como que mi madre está físicamente pero su espíritu, su esencia ya se fue. Se siente extraño a veces porque está pero ya no es ella. Hay días que me coge la tristeza de pensar que ya no tengo madre ni mis hijos abuela pero como ya les dije, uno aprende a medio vivir con esto…

Considero que el Alzheimer se llevó a mi madre y a nosotros como familia nos ¡destrozó por completo! Espero que algún día se encuentre una cura para esta enfermedad. Sé que así será.

 

por Invitadas
compártelo con otras mamás

6 Comentários

  1. Sami

    Hola ….

    Es curioso conocer historias tan similares entre personas que no se conocen ….la mía es idéntica solo con el par de diferencias que no tengo el regalo divino de tener una casita de huéspedes y tenerla allí ….es un tesoro así que todos los días aguardalo como el más preciado. Y el otro , el quiebre como familia , en mi caso a mis dos hermanos ( igual , somos 3, soy la menor, tenía 26 y recién casada , pero mi mamá 56) nos ha unido más, vivimos todos en diferentes ciudades y países, pero la comunicación es mayor ahora …solo que se quebró a nivel de tías y eso , porque con esta enfermedad me di cuenta que los dolientes somos los hijos unicamente..el resto, se aleja. Así que trata de dar tu el primer paso para rehacer ese vínculo con tus hermanos, el día de mañana no solo recordarán este proceso tan doloroso , si no , todo lo positivo que se logro de el. Un abrazo

  2. Chryss Barahona

    Hola,
    Mi caso con mi mamá es diferente, tiene 53 años y hace un mes indicaron los médicos que padece “neuromielitis óptica ó DEVIC” es una enfermedad degenerativa, esta enfermedad no tiene cura pero, si tratamiento, lastimosamente fue diagnosticada cuando la enfermedad acabó con el 80% de su visión y afectó bastante sus nervios, causando dolores permanentes en pecho y espalda, también afecta a las extremidades, en el caso de ella, le tiemblan las piernas al caminar y en los brazos tiene constantes amortiguaciones. Tengo 21 años, y saber que vivirá siempre así y prácticamente dependerá de mi ya que vivimos las dos en un pequeño departamento, me pone mal. Es difícil para mi, mas para mi mamá el saber que padecerá dolores permanentes, nosotros con un dolor de cabeza no damos mas, imagínense ella!
    Sin embargo a tomado bien su enfermedad, hay días que esta enfermedad le hace parecer inútil, pues se queda en cama y ella siempre ha sido una mujer muy activa, se deprime al saber que no sanará jamás.
    De casos como este, no me imagino cuantas mamitas padecen alguna enfermedad como Alzheimer, DEVIC , cáncer o alguna otra, unas quizá con niños pequeños y ya tener que afrontar el mundo a tan corta edad.
    Sólo ruego mucho para que nos den mucha fuerza y poder superar los obstáculos que nos pone la vida con nuestras mamitas.

  3. Qué difícil situación Así debe de ser sólo el que la vive en realidad como es un abrazo bendiciones

  4. Espero que se encuentren bien, Entre la cartera de nuestro clientes está la FUNDACION TASE, fundación sin fines de lucro que apoya a las personas que padecen de Alzheimer. Entre las varias actividades que va a realizar la Fundación por el mes del Alzheimer, está el proyecto “Historias Eternas” Es un caso real que ya ha sido difundido por varios influencers con Andrés J, Andrea Rendón, Michela Pincay Pamela Cortéz, Doménica Saporitti, Nicky Mcklif, entre otros,
    Por otro lado me gustaría pedir que igual nos apoyen con algunos de sus talentos de pantalla para que puedan compartir la iniciativa en sus redes

    Siendo está una condición que cada vez está más presente en nuestro País , es de importancia para nosotros que nos apoyen una espacio para una Nota

    Para que puedan conocer más sobre la Fundación les adjunto un link
    http://www.fundaciontase.org/skin-care

    Les agradezco de antemano la gentil colaboración que nos puedas brindar para difundir esta condición y sobre todo la iniciativa de la Fundación,
    Saludos

  5. Nathaly

    Sofia te envio un fuerte abrazo y que Dios te bendiga siempre y sigas con la misma fortaleza que tienes hasta ahora.

deja un comentario!

logo rodapé

Sé parte del Club Mamás Modernas y entérate de las últimas novedades, sorteos y eventos.